El Pueblo de Deià

Pueblo pintoresco de la costa oeste de Mallorca

Deià pueblo en Mallorca
Vista de Deià

Pueblo pintoresco y muy popular que atrae a artistas y celebridades
El pequeño pueblo de Deià, situado en la costa oeste de Mallorca, es uno de los pueblos más bonitos de la isla. Encaramado en una montaña y con vistas al Mediterráneo, Deià ha sido durante muchos años un imán para famosos artistas, escritores y creativos en general, siendo el más conocido el famoso escritor Robert Graves.
 

Historia & Cultura
El valle en el que se encuentra Deià ha sido habitado desde la época prehistórica, cuando los primeros colonos vivían en cuevas, cazaban su comida y bebían agua de los arroyos. En el siglo VIII, se estableció el dominio árabe y junto con él comenzó a funcionar un sofisticado sistema de riego y desagüe, que se utiliza hasta el día de hoy, dándole al pueblo su nombre, ya que Deiá viene de ‘ad daia’ que significa aldea.
Después de las Cruzadas, tres monasterios romanos católicos fueron construidos en los alrededores de Deià, específicamente a principios del siglo XIII: Ca l’Abat, Son Rul·lan, y Miramar. Los símbolos de estos se pueden apreciar hasta el día de hoy en el escudo de Deià y Miramar es uno de los lugares en los cuales el famoso filósofo Ramón Lull fundó un colegio de misionarios, destinado a convertir a los musulmanes del norte de África al catolicismo.
En 1867 un miembro de la nobleza austríaca, Archiduque Lluis Salvador, llegó a Mallorca con la intención de crear una enciclopedia de las Islas Baleares. Al encontrar tal tranquilidad y belleza en la zona de Deià y Valldemossa, compró varias propiedades y fincas en el área y estableció la prohibición de tala de árboles y de caza en un intento por la conservación de la tierra.
Mientras vivía en Miramar, el Archiduque Salvador creó numerosos senderos y puntos de observación, aportando en gran medida al excursionismo y senderismo como deporte en la isla. La huella de ambos, del Archidique y de Ramón Llull se puede apreciar claramente en los restos de la capilla del filósofo en Miramar y en el palacete de Son Marroig, que fue renovado por el Archiduque.
 

Principales atracciones en Deià
Gran parte del atractivo de Deià tiene directa relación con su ambiente relajado y sus alrededores tranquilos, convirtiendo una estancia en el pueblo en una opción ideal para relajarse en medio de un escenario natural único. Los visitantes suelen optar por ir a comer o cenar, dar algún paseo o hacer una excursión e ir a la pequeña cala de Deià.
El camino para llegar a Deià es la carretera principal de una escarpada montaña. Puede ser una carretera bastante concurrida y aparcar en el pueblo puede resultar algo difícil durante el verano, cuando el parking público está completo. Al lado derecho de esta carretera, se encuentra el Hotel Belmond La Residencia, un oasis de paz con parking privado. La propiedad, que solía ser propiedad de Sir Richard Branson, ha atraído a lo largo de los años a varios huéspedes famosos: la princesa Diana, el cantante Robbie Williams y su novia incluso disfrutaron de una estancia pre-boda en este encantador hotel.
 

Qué hacer en Deià
Hay boutique pequeñas, galerías y tiendas y bastantes opciones para comer o ir a por unas copas, que incluyen el restaurante de estrella Michelin Es Racó d’Es Teix. Vale la pena dar un paseo, admirar las viejas casas de piedra y las pequeñas calles empedradas. Para los amantes de la comida, recomendamos visitar el pequeño Es Forn en el centro de la ciudad, donde encontrará todo tipo de productos locales y gourmet.
Camina hasta el cementerio de la iglesia donde encontrarás la sencilla lápida de Robert Graves, quien fue enterrado en el pueblo del que estaba enamorado. 
A primera vista, puede parecer que Deià es un pueblo muy tranquilo, ya que emana una sensación de paz y tranquilidad especial. Sin embargo, el pueblo tiene bastante actividad, gran parte de la cual se lleva a cabo en el popular Café Sa Fonda. Situado a unos metros de la farmacia, subiendo la escalera de piedra, este sencillo bar suele tener música en vivo y es el lugar predilecto de los lugareños y bohemios.

  Bus: Sóller - Deià - Valldemossa

Deià Mallorca España